Aluminio Riesa - El aluminio y sus aleaciones: un mundo de posibilidades en la fabricación

El aluminio y sus aleaciones: un mundo de posibilidades en la fabricación

El aluminio y sus aleaciones: un mundo de posibilidades en la fabricación. El aluminio, un metal conocido desde hace más de 2000 años, representa uno de los elementos más extendidos en la tierra. También ocupa el tercer lugar en abundancia, después del oxígeno y el silicio.

 

Este metal se obtiene de la bauxita, donde se encuentra en forma de óxido, y se emplea en diversos sectores industriales a través de sus aleaciones. Estas potencian sus propiedades de aplicación.

 

Estas aleaciones se utilizan en la aviación, la industria química, la industria automotriz y otros campos, considerándose un material de construcción universal y versátil.

 

Debido a la importancia que tiene este metal junto con sus fusiones, queremos que conozcas un poco más sobre él y sus diversas aplicaciones en los distintos sectores industriales.

 

Características del aluminio

 

  • Posee alta resistencia mecánica, a la corrosión y a las altas temperaturas.
  • Presenta buena conductividad eléctrica y es soldable.
  • Se utiliza como aislante térmico debido a su alta reflectividad, propiedades higiénicas y durabilidad.
  • Es empleado en trabajos de arquitectura por su aspecto moderno y elegante.
  • Puede someterse a diversos procesos de mecanizado, anodizado o pintado para mejorar su aspecto y funcionalidad.
  • Es un metal de baja densidad, considerablemente ligero, suave, maleable y de color blanco plateado.
  • Se encuentra entre los elementos más asequibles y atractivos, con un sinfín de usos y aplicaciones.

 

¿Qué son las aleaciones de aluminio?

 

Una aleación es una combinación de diferentes metales diseñada para mejorar las propiedades de resistencia y durabilidad del material original. En el caso del aluminio, este suele ser el componente principal de la mezcla, junto con otros elementos como silicio, estaño, manganeso e incluso cobre, según el uso previsto. Al combinar adecuadamente estos elementos, el aluminio puede aumentar significativamente su resistencia y, en ocasiones, superar las prestaciones del acero en determinadas aplicaciones.

 

Las aleaciones de aluminio, después del acero, ocupan el segundo lugar en materiales utilizados para diseños estructurales. La combinación de su ligereza y la alta resistencia de ciertos tipos de aleaciones permite la construcción de estructuras muy ligeras y fuertes. Esto resulta ventajoso para la fabricación de vehículos espaciales, terrestres, náuticos y aeronaves.

 

Entre los principales materiales con los que se crean aleaciones de aluminio se encuentran el cobre, silicio, cinc, magnesio y manganeso. En menor presencia, también se utilizan el níquel, titanio, hierro, cromo y cobalto. Además, para casos especiales, es posible obtener aleaciones con plomo, cadmio, antimonio y bismuto, destinadas a usos exclusivos.

 

Tipos de aleaciones de aluminio

 

De aluminio puro

 

Conocida también como ALPUR, estas aleaciones se caracterizan por contar con una elevada resistencia a los efectos generados por los agentes externos. Además, presentan una gran conductividad térmica y eléctrica, y pueden adaptarse a las deformaciones. Se emplean en diversas industrias, como la eléctrica, química, petroquímica y construcción.

 

De aluminio-cobre

 

El cobre es ideal para endurecer significativamente el aluminio, aportándole excepcionales facultades mecánicas sin comprometer su maleabilidad y manejo. Esta aleación posee buena resistencia al calor, aunque no es resistente a los agentes ambientales debido a la presencia de cobre. Además, solo puede soldarse mediante técnicas especiales.

 

De aluminio-silicio

 

Al igual que el cobre, el silicio también endurece el aluminio, proporcionándole resistencia y haciéndolo resistente a la corrosión. Esta combinación resulta en una alta conductividad tanto al calor como a la electricidad, además de una buena resistencia al choque.

 

Entre sus aplicaciones más comunes está la fundición de piezas robustas con buenas condiciones de moldeo. También la fabricación de piezas marítimas por su resistencia a la corrosión.

 

De aluminio-zinc

 

Esta aleación se caracteriza por ser pesada y presentar menor resistencia a la corrosión. El zinc está presente en un 20% en el resultado final. Aunque es económica, ofrece propiedades mecánicas similares a las del cobre.

 

De aluminio-magnesio

 

Es una aleación ligera con excelentes propiedades mecánicas y alta resistencia a la corrosión. El contenido de magnesio en esta aleación es menor al 10%. También contiene otros elementos como cobre, silicio y zinc, siendo el magnesio el menos presente en la totalidad.

 

De aluminio-manganeso

 

El manganeso se combina con el aluminio para aumentar su dureza, resistencia mecánica y soporte a la corrosión. Se utiliza comúnmente en la fabricación de piezas ligeras pero resistentes, como vagones de tren y otros artículos industriales.

 

Para fundición

 

Para obtener este tipo de aleación, es indispensable tener una mayor proporción de silicio que en las aleaciones comunes. Esto garantiza una alta fluidez del material para mejorar la alimentación de las piezas fabricadas y reducir la posibilidad de formación de grietas y contracciones.

 

¿Cuáles son las aplicaciones del aluminio?

 

Industria aeroespacial y automotriz

 

Las aleaciones de aluminio se utilizan ampliamente en la ingeniería y fabricación de componentes livianos y resistentes a la corrosión.

 

En la industria aeroespacial y automotriz, estas aleaciones son importantes para reducir el peso de los vehículos, mejorando la eficiencia del combustible y la sostenibilidad a largo plazo.

 

Además, su durabilidad las hace seguras y superan los estándares de seguridad en pruebas de choque.

 

En comparación con el acero, el aluminio es mucho más liviano, lo que permite construir piezas resistentes sin agregar peso innecesario.

 

Industria de la construcción

 

Las aleaciones de aluminio de alta resistencia se utilizan ampliamente en la construcción de edificios, ocupando el segundo lugar después del acero.

 

Al erigir rascacielos y estructuras similares, la resistencia y seguridad son factores clave.

 

El aluminio ofrece ventajas adicionales, como alta resistencia a la corrosión, baja inflamabilidad y capacidad natural de aislamiento, lo que lo convierte en una elección ideal.

 

A nivel internacional, el aluminio se valora en instalaciones expuestas a la propagación del fuego debido a su alta resistencia al calor y su falta de emisión de humos tóxicos.

 

Ingeniería eléctrica y electrónica

 

El aluminio no genera interferencias magnéticas, lo que lo hace excelente para aplicaciones en ingeniería eléctrica y electrónica.

 

A diferencia de otros metales, el aluminio no es ferromagnético, lo que lo convierte en un material valioso para la fabricación electrónica y el blindaje eléctrico.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *